Inmobiliaria RVC
Monday 24 de September de 2018 | UF: 27.344,69 | Dólar Observado: $666,44

Newsletter

NOVEDADES RVC

26

Octubre 2015
Portada de 26 octubre
Ver Ediciones anteriores

El nuevo perfil del habitante de Santiago Centro

Población ha subido 55% en 15 años

Una de las mayores explosiones poblacionales en Chile ha vivido la comuna de Santiago en los últimos años. De acuerdo a cifras de la Secretaría de Planificación municipal (Secplan), desde 2001 a la fecha la población ha pasado de 200 mil personas a más de 310 mil, lo que supone un alza de 55%.

El fenómeno llama poderosamente la atención, dado que desde los años 60 el centro de la capital sufrió un evidente proceso de despoblamiento. ¿Cómo se revirtió esta tendencia? Los análisis municipales apuntan al éxito de los subsidios de renovación urbana enfocados en esa zona, asociados a la llegada de múltiples proyectos inmobiliarios que llegaron con la promesa de ofrecer viviendas a precios accesibles a pasos del corazón de la ciudad.

Si el año 2002 la comuna concentraba 42.218 departamentos, hoy suma más de 117.000. Al cabo, muchos fueron los interesados en invertir en departamentos con buena conectividad al Metro y al Transantiago, y a una distancia caminable del centro. A ello se le suma una buena oferta de servicios, colegios, universidades, centros médicos, comercio y áreas verdes.

¿Quiénes son los nuevos habitantes de Santiago Centro? De acuerdo a la Secplan, en su mayoría se trata de jóvenes entre 20 y 29 años que realizan su primera inversión inmobiliaria, a los que se les suman muchos extranjeros que eligen esta comuna como su lugar para vivir.

“El componente de la renovación urbana de Santiago ha sido doble: uno, de familias que han optado por el centro por la cercanía versus la distancia de vivir en los suburbios; dos, de personas jóvenes que han optado por la infraestructura y vitalidad cultural de Santiago”, detalló en La Tercera el presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, Luis Eduardo Bresciani.

A juicio de Genaro Cuadros, director del Laboratorio de Ciudad y Territorio de la UDP, la población del centro seguirá al alza: “Probablemente vaya generándose una convivencia distinta con los servicios y también con la población flotante que va a trabajar a la comuna, ya sea en los servicios o en oficinas”.

Imagen El nuevo perfil del habitante de Santiago Centro

Oportunidad de inversión en Estación Central

Edificio Nuevo Ecuador

Quienes buscan obtener buenas ventajas al momento de invertir en una vivienda, saben que las oportunidades hay que aprovecharlas en el momento preciso. Más aún si se presenta la opción de Comprar en Verde y sin IVA durante este 2015.
Hoy, Estación Central es una de las comunas de mayor crecimiento inmobiliario de la capital. Por lo mismo, Nuevo Ecuador se levanta como un Edificio de gran proyección y plusvalía.
Ubicado en Av. Ecuador 4698, plena zona central de la comuna, este nuevo proyecto se ubica en un sector de privilegio, a una cuadra al norte de Av. Libertador Bernardo O´Higgins, principal eje de transporte y conectividad, cerca de colegios, universidades, supermercados, Mall y comercio, Clínica Hospital del Profesor y Mutual de Seguridad, a dos cuadras del metro Ecuador, a pasos de locomoción colectiva por Av. Ecuador y con conexión directa a la Autopista Central y Ruta 68.

Con departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, entre sus principales características se cuentan: sala de uso múltiple equipada y quinchos en último piso con vista panorámica, gimnasio equipado, sala de lavado y secado equipada y conserjería las 24 horas.

Comodidad y oportunidad tienen un solo nombre, Edificio Nuevo Ecuador, el centro de tu vida.

Sala de Ventas en: Francisco Zelada 058, Estación Central
Atención: Lunes a Domingo 10:30 a 19:30 hrs.


Imagen Oportunidad
de inversión en Estación Central

¿Dónde se arrienda más en Santiago?

Cambios en la configuración inmobiliaria

41,6% de las propiedades disponibles para el arriendo en Santiago se ubica en la zona centro-oriente. Así se desprende de un análisis de la Encuesta Origen-Destino 2012, que determinó una serie de cambios poblacionales en la capital a partir de las nuevas conductas de desplazamiento de sus habitantes.

El fenómeno urbano más notorio de las últimas décadas es que miles de profesionales jóvenes se han mudado desde hogares en la periferia hacia las comunas donde trabajan, como Santiago Centro o Providencia. Buena parte de esos jóvenes arrienda, a diferencia de habitantes de comunas de las zonas norte, sur y poniente, donde predominan los propietarios. ¿El motivo? La creciente necesidad de ahorrar tiempo y dinero en transporte.

Luis Fuentes, subdirector del Instituto de Estudios Urbanos de la UC, afirma que Santiago ha entrado en una fase de crecimiento distinta, donde casi 60% de los habitantes de clase media que se cambian de residencia lo hacen dentro o hacia el sector centro-oriente de la ciudad. “Han emergido fenómenos culturales y demográficos, como la mayor valorización del tiempo, el achicamiento de los hogares y el uso de espacio urbano de una manera más estratégica”, detalla el experto en una entrevista con El Mercurio.

Esta nueva realidad ya ha sido advertida por las autoridades. Pablo Contrucci, jefe de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio de Vivienda, asume que un desafío de la política habitacional es consolidar el mercado del arriendo en los sectores medios que no quieren amarrarse a una vivienda de por vida. “Los jóvenes profesionales tienen más poder adquisitivo y han retrasado la edad de emparejamiento y de tener hijos; también el aumento de separaciones tiene una incidencia. Todo esto abre una ventana grande al arriendo, que se sitúa como una opción más atractiva”, recalca.

Imagen ¿Dónde se
arrienda más en Santiago?

Invertir en mi primer departamento

Un vehículo de inversión

La compra del primer bien raíz siempre ha sido vista como un hito fundamental. Por esa misma razón, muchos postergan durante largos años su decisión de compra, a la espera de encontrar la casa o departamento ideal “para vivir el resto de la vida”.

Sin embargo, las condiciones del mercado han variado mucho en las últimas décadas. Y también han cambiado los estilos de vida: antes de formar una familia, hoy es usual que las personas primero se independicen de sus padres, compartan vivienda o vivan en pareja antes de tener hijos.

Y para cada una de esas etapas, las necesidades de vivienda son distintas.

Lo que hay que tener claro es que gracias a las facilidades de crédito y a la amplia oferta inmobiliaria, hoy es posible ir adquiriendo a lo largo de los años unidades de diversos tamaños. Todo depende de capacidad económica o las necesidades de espacio del comprador.

Esta variedad en la oferta permite que, a la hora de independizarse o pasar del arriendo a la compra, los potenciales compradores sumen una nueva variable: la inversión. En otras palabras, una persona puede ir añadiendo a su patrimonio nuevos inmuebles que puede arrendar para que se “vayan pagando solos” y complementen sus ingresos.

Así lo resume Esteban González, director de estudios de la consultora AGS Visión Inmobiliaria, en una columna publicada en El Mercurio: “No importa el motivo, lo relevante es empezar a levantar un patrimonio propio desde joven. Es un vehículo de inversión que ha demostrado ser seguro y sustentable, donde existen posibilidades de obtener utilidades futuras, tanto por rentas de arrendamientos como por ganancias de capital producto de las plusvalías que recogen dichos departamentos, por estar generalmente ubicados en áreas céntricas”.

Por ejemplo, entre los departamentos más demandados entre quienes parten en la inversión inmobiliaria, están las unidades tipo estudio (desde 25 m2). En una segunda etapa, se encuentran las unidades de un dormitorio y un baño hasta los 50 m2, y así sucesivamente.

¿En qué hay que fijarse para que la inversión sea rentable a futuro? Por un lado, hay factores concretos: la calidad de la construcción, equipamiento y terminaciones para que un bien raíz se mantenga en óptimas condiciones para los futuros arrendatarios. Otros factores más subjetivos, pero no menos importantes, son la conectividad, cercanía al centro, proyecciones de desarrollo del barrio, nuevas líneas de metro cercanas o futuras construcciones de centros educativos, de salud o comercio.

Entonces, la regla de oro del inversionista inmobiliario es simple: optar por una vivienda que probablemente con el tiempo incremente su valor, aprovechando hoy el precio más conveniente sin dejar pasar las oportunidades que están al alcance del bolsillo.

Imagen Invertir en mi
primer departamento
Por favor espere...

Cargando Inmobiliaria RVC