Tu oportunidad
Asesoría

Noticias

03/08/2021

4 razones para invertir en Viña del Mar

Existen muchas razones para evaluar la posibilidad de comprar una vivienda en Viña del Mar. Residentes, inversionistas, estudiantes y turistas conocen de sobra las virtudes urbanas de la Ciudad Jardín: Viña es una ciudad de múltiples caras, con proyectos y opciones para cada perfil.

Su alto nivel de demanda por arriendos se mantiene durante todo el año y sus inmuebles con alta plusvalía llaman al inversionista. ¿Está pensando en invertir en una primera o segunda vivienda? Acá, cuatro razones para pensar en Viña del Mar.

Teletrabajo

Uno de los efectos claros de la pandemia es la consolidación del teletrabajo. Sin perjuicio de la reanudación de las actividades normales, en muchos empleos se instaló la posibilidad de teletrabajar. Con jornadas presenciales flexibles, muchos están optando por cambiar su residencia a entornos mas gratos pero cercanos a la capital. Aquí Viña tiene una ventaja crucial, pues ofrece un entono insuperable a solo 90 minutos de la capital en auto.

Calidad de vida

Según el último Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU 2020) Viña del Mar se sitúan en el 12° lugar a nivel nacional. De acuerdo con el análisis, se trata de una ciudad atractiva para trabajar, residir e invertir, con buen transporte público, cuidadas áreas verdes y variedad de servicios.

Vida universitaria

La amplia oferta educacional de Viña y Valparaíso atrae a estudiantes de todo el país y también del exterior; la vida universitaria dota a la zona de un carácter especial, joven y activo. Con el paulatino retorno a clases presenciales, por cierto, la demanda por viviendas en Viña se elevará considerablemente.

Polo turístico

La calidad de ciudad turística por excelencia que ostenta Viña del Mar es indiscutible. Bellas playas, una amplia oferta gastronómica, múltiples opciones de entretenimiento y un sinfín de atractivos mantienen un alto nivel de visitantes durante todo el año. Ello mantiene constante la demanda por alojamiento -de larga y corta estadía- renovando la demanda generada por los estudiantes (que se distribuye de marzo a diciembre).