Tu oportunidad
Inversionistas

Noticias

24/06/2022

Pasos clave para evaluar un crédito hipotecario

En un contexto de alza de tasas y restricciones al crédito, obtener el financiamiento para comprar una vivienda puede volverse cuesta arriba. Sacar cuentas y cotizar todas las opciones disponibles es crucial para que el proceso resulte exitoso y amigable. Así lo resume Estrategia en una guía con varios consejos prácticos para tramitar un crédito hipotecario en un escenario económico adverso:

● Cotice: Las políticas de riesgo y financiamiento varían ostensiblemente entre las distintas entidades, como bien lo reflejó la reciente oferta de créditos a tasa fija de BancoEstado. Por ello es clave solicitar la evaluación de su crédito hipotecario en más de una institución financiera (sin olvidar las mutuarias inscritas ante la Comisión de Mercado Financiero, cuyas deudas no están consignadas en el sistema bancario). Al comparar, tenga en cuenta que, frente a productos de similares características, el factor determinante en la decisión debiera ser el valor del dividendo final.

● Un cálculo previo: El total del crédito hipotecario a financiar se suele calcular multiplicando el sueldo del solicitante por 45 o 50 veces. Haciendo esta operación, podrá tener una estimación aproximada del monto máximo que podría solicitar.

● Revise su carga financiera: Este dato es vital para la evaluación de un crédito hipotecario. La regla general es que el monto total de la deuda del solicitante no debiera superar a su patrimonio; la regla particular es que, como máximo, la suma de las cuotas mensuales de sus deudas no debiera ser mayor al 35-40% de sus ingresos. Dentro de la carga financiera se cuentan, por ejemplo, otros créditos hipotecarios, créditos de consumo, cupos de líneas de crédito y tarjetas de crédito bancarias.

● Ingresos variables y antigüedad laboral: Quienes reciben ingresos que varían mes a mes suelen ser evaluados como más riesgosos por el sistema financiero; lo mismo pasa con los trabajadores independientes o a honorarios, quienes presentan lagunas laborales y los recién contratados. Todas estas circunstancias podrían castigar la evaluación.

● Comportamiento financiero: Además de la carga financiera, el sistema analiza el comportamiento de pago de quien pide un crédito. Figurar en registros de morosidad como Dicom influye de manera negativa en la evaluación, volviendo hoy muy compleja la obtención de un crédito a largo plazo.

● Gestione una preaprobación: Esta evaluación preliminar que ofrecen bancos y mutuarias -mucho más sencilla que una solicitud formal de crédito- es muy aclaradora respecto a montos y posibilidades. En general, este trámite se puede realizar 100% online.

● Tener en cuenta el pie: En las condiciones actuales del mercado ya no se otorga el 100% de financiamiento para la compra de vivienda. Lo más realista es considerar un 20% de pie; en general sólo postulantes con elevada solvencia pueden aspirar a un 90% de financiamiento.