Tu oportunidad
Asesoría

Noticias

09/11/2020

4 beneficios de comprar en verde

En simple, los proyectos inmobiliarios en verde son las casas o departamentos que se pueden comprar durante su construcción. Son ideales para quienes tengan solvencia económica y no necesiten mudarse de inmediato (o bien, para inversionistas a largo plazo).

Al firmar un crédito hipotecario por una vivienda en verde (que usualmente supone el pago de un pie a la inmobiliaria), los dividendos comenzarán a pagarse sólo tras la entrega y recepción formal de la propiedad al nuevo dueño. Una serie de normas aprobadas en la última década regularon este mercado a favor de los consumidores, obligando a las empresas a contraer seguros para la restitución total de los fondos invertidos por los inversionistas en caso de cualquier incumplimiento.

¿Qué beneficios tiene la compra en verde? En el caso de un edificio en construcción, por ejemplo, son varios:

1) En general, quienes optan por esta opción pueden acceder a buenos descuentos en el total de la propiedad (y a precios mucho más convenientes de los que tienen, por ejemplo, los departamentos en un edificio ya entregado).

2) La comodidad de pagar el pie en cuotas: dividir ese monto en 24 meses, por ejemplo, permite comprar un departamento nuevo sin alterar mucho el presupuesto mensual (y prácticamente sin tener ahorro previo).

3) La posibilidad de elegir según el propio gusto el piso, la orientación y la vista del departamento, además de la ubicación del estacionamiento o la bodega.

4) La oportunidad, eventualmente, de encontrar justo ese departamento un poco más grande y que cuesta lo mismo que los restantes departamentos del piso.

Y eso no es todo. En RVC vamos más allá: uno de nuestros beneficios actuales para quienes elijan los proyectos en verde es comenzar a pagar el pie en 2021. Si está pensando en invertir, este es un negocio regulado, seguro y muy rentable.